Nódulos de Kéfir

$330

Nódulos de kéfir deshidratados.
Cantidad suficiente para iniciar un litro de cultivo.

Envase biodegradable, 100% libre de plástico.

Hay existencias

Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

Nódulos de kéfir deshidratados, para iniciar un litro de cultivo.

El kéfir es una bebida fermentada carbonatada ácida, es un probiótico. La principal virtud del kéfir es restablecer la flora intestinal normal gracias a su contenido de ácido láctico y microorganismos que estimulan el crecimiento de las bacterias benéficas de la flora, también actúa como desintoxicante y estimulante de las defensas naturales.

Leer más sobre los beneficios del kéfir

Cultivo de kéfir en agua

Utilizar un recipiente de vidrio, preferentemente de boca ancha. En cuanto al tamaño, tener en cuenta que el líquido no debe ocupar más de 2/3 del volumen, pues se necesita dejar espacio libre para el aire.

Si tus nódulos están deshidratados deben activarse en agua azucarada durante 12 h. a temperatura ambiente (ideal 20°) antes de iniciar el cultivo. Es normal que los nódulos que han sido deshidratados, al comienzo, demoren más tiempo en «despertar», tomar fuerza para realizar el cultivo y comenzar a reproducirse. Hay que tenerles paciencia.

3 cucharadas de nódulos hidratados de kéfir: Opcionalmente se pueden colocar los nódulos en una bolsita de tul o gasa para facilitar el colado.

50 gramos de azúcar: Es preferible utilizar azúcar integral mascabo (5 cucharadas soperas colmadas), cuyo sabor realza el producto final. La función del azúcar es estimular el trabajo de los nódulos y activar el proceso de fermentación. Cuando los nódulos trabajan correctamente, el sabor dulce casi desaparece. Dado que el trabajo de los nódulos tiene directa relación con la temperatura, a más calor, consumirán más rápidamente el azúcar. El resultado final debe ser una bebida escasamente dulce.

– Frutas disecadas: Puede ser un pequeño puñado de pasas de uva o 2 higos o 2 ciruelas u otras frutas secas. Su función es neutralizar la fermentación alcohólica y saborizar. Elegir orgánico para no introducir venenos ni sustancias químicas.

– ½ limón entero: Lavar bien para evitar presencias indeseables en el cultivo. Elegir orgánico.

– 1 litro de agua pura: Evitar agua clorada o de origen dudoso. Ideal utilizar filtro purificador.

Remover bien con cucharón de madera o plástico. Tratar de evitar los metales. Tapar el frasco (siempre cuidar que haya un tercio de espacio vacío), en cuyo caso se obtiene una producto más carbonatado, es decir más burbujeante. Dejar 48 horas* en reposo en un lugar templado (lo ideal es una temperatura de 20 grados) y protegido de la luz solar directa. Luego extraer el limón y colar el líquido. Separar los nódulos y descartar las frutas pasas. Exprimir el limón y envasar en una botella para su posterior consumo. Los nódulos se habrán multiplicado, separar las tres cucharadas necesarias para iniciar un nuevo cultivo y conservar el resto (ver conservación abajo).

El resultado final del cultivo debe ser siempre escasamente dulce y ligeramente ácido. En cada cultivo los nódulos se reproducirán, es decir que cuando colemos la bebida casi habremos duplicado la cantidad de nódulos. Éste es el mejor indicador de la correcta actividad del fermento y de la calidad del cultivo. Si no aumentan sensiblemente en cada cultivo, algo se está haciendo en forma incorrecta o alguna sustancia está afectando a los sensibles nódulos. Como el kéfir de agua resulta más agradable fresco, se aconseja conservarlo en heladera. Si se tapa la botella con un corcho, se obtendrá un producto más burbujeante.

*Tener en cuenta que a mayor temperatura más actividad tendrán los nódulos y más rápido producirán el fermento, por lo tanto es posible que en invierno debamos dejar reposar el cultivo unas horas más, y en verano quizás con 24 horas de reposo ya tendremos la bebida lista. También dependerá de cuán acido/dulce querramos el resultado, a menos tiempo de cultivo obtendremos una bebida más suave y dulce, y a mayor tiempo de fermentado se volverá más ácida.

Conservación

Se recomienda conservar los nódulos que se reproducen en cada proceso en agua azucarada, dentro de frasco de vidrio, en la heladera, renovando el agua cada una o dos semanas.

El valor de este producto corresponde al proceso de deshidratado, fraccionado, etiquetado y envasado. Podés contactarnos para retirar sin cargo tus nódulos frescos, listos para utilizar.

1 valoración en Nódulos de Kéfir

  1. isabel

    Queridos amigos, deseo saber dónde estan ustedes, pues deseo conocer mas sobre este producto. Talvez deba hacer alguna clase para beneficiarme, pues estoy muy entusiasmada de hacer conocer y consumir. Parece un beneficio mutivitamínico para todos. Hasta talvez, para perritos, gatitos y pajaritos. Muchas gracias.

    • Cajú

      Hola Isabel. Nos encontramos en Villa Devoto, CABA. En la descripción del producto encontrás un enlace al artículo que publicamos para ampliar la información, dice Leer más sobre los beneficios del kéfir. Nosotros somos una tienda online, para clases contactate con www.conscienciaviva.com. Desconocemos su aplicación en animales no humanos, para eso asesorate con un veterinario homeópata holistico, recomendamos www.homeopatiavet.com.ar. Saludos

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *